domingo, 18 de octubre de 2009

Los obispos y la manifestación contra el aborto. Juan Cejudo


Incomprensible que la Jerarquía, ahora que gobiernan los socialistas, se dedique a movilizar a sus fieles contra el aborto ( hipócritamente, pues nunca se movilizaron cuando gobernaba Aznar y en sus 8 años de mandato se contabilizaron 500.000 abortos)


Incomprensible que no los movilizara hace unos años cuando se organizaron aquellas manifestaciones masivas contra la guerra de Irak (¿las bombas no provocaron centenares de miles de muertos, heridos, desaparecidos y desplazados?) o ahora, en estas mismas fechas, para protestar contra el Hambre en el Mundo y contra la Pobreza en unas movilizaciones a nivel Internacional…
¿Tampoco mata el hambre y la pobreza?¿Sólo mata el aborto? ¿Realmente les preocupa a nuestros obispos la vida?

Pues 50.000 personas mueren cada día de hambre en el Mundo. No los hemos visto animando a los fieles a que salgan a la calle para unirse a las protestas ciudadanas contra la pobreza.

¿Sólo el aborto y el matrimonio de los homosexuales merecen que los obispos movilicen a sus fieles?

Esta reforma no es ningún invento del Gobierno socialista. Lo que hace es homologar la legislación española al resto de los países de la Unión Europea, para que las mujeres que decidan interrumpir voluntariamente su embarazo y el personal sanitario que interviene en él, tengan mayores garantías jurídicas.

Es normal que la oposición política intente desgastar al Gobierno con este tipo de movilizaciones. Aunque tenga amnesia para recordar que ellos cuando gobernaron, no eliminaron la ley del aborto y los siguieron permitiendo.
Lo que no me parece de recibo es que nuestros obispos, como siempre, vayan de la mano, una vez más, con nuestra derecha política, coincidiendo con ella en las movilizaciones. P.P y Jerarquía de la Iglesia, unidas.


Se les agradece que esta vez los obispos hayan decidido no asistir, aunque abiertamente la han aconsejado y han animado a los católicos para que asistan.

Una cosa son los criterios éticos que todos los cristianos tenemos que tener en el respeto a la vida en todas sus formas ( también contra las guerras, la pobreza que mata, las injusticias, la violencia de género etc…) y otra muy distinta cuestionar que los poderes públicos no puedan legislar para dar soluciones a los problemas reales de miles y miles de mujeres que, por las razones que sean, se ven obligadas a tener que interrumpir de modo voluntario su embarazo.


Y como era previsible, en esta manifestación que ellos aplaudieron, se terminó pidiendo la dimisión del presidente del Gobierno. Porque para eso estaban allí altos dirigentes del principal partido de la oposición, incluído el ex presidente Aznar ¿Era eso lo que ellos en verdad desearían?

¿No sería mucho mejor que nuestros obispos evitaran entrar en la confrontación política?


Desde mi punto de vista, hubiera sido mucho mejor que se hubieran limitado a expresar sus criterios con una lectura en las misas de los domingos de sus posiciones para que los católicos las tuvieran en cuenta.


Cádiz 18 de Octubre de 2.009

5 comentarios:

CATOLICAS Y DISENSO dijo...

Comparto tus preocupaciones. Sigamos adelante hablando como católicas y católicos adultos que tambien recibieron el Espiritu Santo en el bautizo. Tambien tenemos capacidad de discernimiento...

EL Pinto dijo...

Una mujer libre no debería tolerar ser utilizada por una cúpula dirigente, sin tener voz ni voto en la toma de decisiones que afectan, al igual que a los hombres como persona. Dejarse utilizar sin cuestionar dogmas, formulados por hombres sin otra pretensión que dominar mediante el ejercicio del poder, convierten a la mujer en simple bulto para contabilizar en convocatorias fanáticas.

Saludos

kulasaim dijo...

Me veo obligado -entonces- a apoyar la causa (lisiados éstos cerebralmente...

www.nicolasespositochedel.com

angel luis dijo...

Estoy completamente de acuerdo con la primera parte de este texto. Es vergonzoso cómo la jerarquía católica pretende jugar a política.
¡Vergonzoso!
Pero no puedo compartir que, desde los principios evangélicos se defienda el actual proyecto de Ley del aborto. Creo que también juegas a político. Igual de vergonzoso.
Falta un debate sereno y desde los valores cristianos de esta ley.
Ángel Luis Fortún

Ventanabierta dijo...

Es evidente que los Obispos se han sentido siempre más a gusto con la derecha. Así fue en los años 40s-60s del siglo pasado y sigue siendo ahora. Los sistemas complejos y autoritarios que tienen mucho que perder y mucho que guardar buscan seguridad en el poder. La mentalización de la abundancia, de la seguridad, del conservadurismo, es como ir cuesta abajo, sin ningún esfuerzo, todo rueda, no hay que tirar de nada. El mundo de significados creado por la abundancia y la derecha coincide con el mundo de significados de los obispos.

La auténtica izquierda es ir siempre cuesta arriba, promoviendo el bien de los demás, distribuyendo riqueza, compartiendo con los que no tienen, defendiendo al desvalido, no nos puede extrañar que los obispos se sientan más seguros con la izquierda. Yo admiro a las izquierdas porque escogen el camino más difícil, que sin duda se parecerá más al mensaje de Jesús.

Esto parece serio. Los Obispos llevan la Iglesia cuesta abajo, no parece que puedan seguir por ese camino mucho más. Hay mucha gente que sin saberlo comienza a compartir el mensaje de Jesús y por eso no dudan en dejar a los obispos con lo suyo.