lunes, 21 de agosto de 2017

PRÓXIMAS CONVOCATORIAS. Juan Cejudo



Compañeros/as: Os dejo aquí las convocatorias que han llegado para los próximos días,

Saludos cordiales: Juan
-----------------------------------

MARTES 22 DE AGOSTO:

- A las 12,00 en la Plaza de San Juan de Dios Asamblea de pensionistas

 Convoca: Marea de pensionistas de Cádiz


JUEVES 24:

- De 11,30 a 12,00 Concentración en el Hospital Puerta del Mar

  Contra los recortes y la falta de recursos

  Convocan: A.O y C.G.T


VIERNES 25:

- De 11 a 13,00 horas Asamblea Popular en la Plaza de San Juan de Dios

  Convoca: Movimiento en lucha contra el desempleo y la exclusión social





70 ANIVERSARIO DE LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ (1947-2017). HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS Y LA NOCHE DE LA EXPLOSIÓN (V). Juan Cejudo


A las 9,45 de la noche era la cita frente al monolito que está en San Severiano.

Muchísimos gaditanos volvimos a concentrarnos para rendir homenaje a las víctimas como estaba previsto.

En homenaje  a las víctimas de Barcelona y Cambrils se comenzó con un minuto de silencio.

Después de un relato poético que en nombre de uno de los centinelas que aquella noche perdió la vida relataba lo vivido a las 9,45 de la noche, se dio lectura a las 150 víctimas de la Explosión. Se hacían visibles- creo que por primera vez en estos años que se ha venido conmemorando esta fecha- las 150 víctimas, con su nombre,apellidos y edad. Especial mención al escuchar el nombre de mi padre: Ramón Cejudo Cebada, de 36 años y el de su compañero Gómez Barahona.

A continuación un grupo de familiares de las víctimas acercaron unas coronas de flores que depositaron al pie del monolito  entre la emoción de todos los asistentes.

Se entregaron unos diplomas, en señal de reconocimiento por su labor en aquella noche, a manos y tropas de la Marina, del Tercio Sur de Infantería de Marina y de la Guardia Civil.

Destacar la presencia del alcalde y concejales del Ayuntamiento que estuvieron presentes en un discreto 2º plano(sin intervenir), en respeto por los tres días de luto oficiales por los sucesos de Barcelona y Cambrils. También estaba allí representada la Federación de AA de VV 5 de Abril, organizadora también de los actos, con la presencia de su presidente Manuel Salomón y otros directivos y vecinos.

Al terminar los asistentes se dirigieron al cercano colegio de Argantonio donde se celebró un acto rememorando LA NOCHE DE LA EXPLOSIÓN con recitales de piano a cargo de Daniel Borrego y de viola de Mercedes Arjonilla.

Decir para terminar que este año ha superado con creces al anterior. Que los organizadores y colaboradores ( también Ayuntamiento y Diputación entre otros), lo han hecho muy bien. Han llevado a  cabo un programa de actos muy completo y bien organizado.

Las víctimas de la Explosión de Cádiz se lo agradecemos porque es muy importante que todos los gaditanos (sobre todo los más jóvenes) vayamos recuperando esta nuestra otra "memoria histórica" que ha marcado la vida de nuestra ciudad, aunque el Estado sigue teniendo una deuda pendiente: debe hacer justicia con la ciudad y con las víctimas.

70 ANIVERSARIO DE LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ (1947-2017). VISITA GUIADA POR LOS LUGARES DE LA EXPLOSIÓN (IV). Juan Cejudo



El día 18 de agosto a las 7,30 de la tarde una multitud de personas nos congregamos en las puertas y alrededores del Instituto Hidrográfico para visitar, de la mano guiada del investigador José Antonio Aparicio, los lugares más emblemáticos de la Explosión de Cádiz.

Bajamos todos hasta el mismo lugar donde explotaron las bombas . El subdirector del Instituto Hidrográfico nos dio la bienvenida y facilitó la visita, que esta vez fue más completa que el año anterior, pues pudimos acceder a nuevos espacios que el año anterior no pudimos.

La primera parada fue justo delante del Almacén nº 1 , que fue el que explotó. José Antonio expuso con todo lujo de detalles el número de bombas que explotaron- más de 1.000- y cargas de profundidad   también allí almacenadas.



Había dos marineros vigilando las instalaciones: Jesús Gabriel Palma Ruiz y Andrés Sánchez Orozco a quienes  les faltaban 15 minutos para terminar su jornada cuando saltó la explosión. Sus cuerpos fueron despedido a  muchos metros y  parecieron en la vía del tren y otros colgados de los árboles cercanos...

A 20 metros estaba el comedor donde en ese momento comían mi padre y su compañero el oficial Gómez Barahona que murió al instante. José Antonio explicó con detalle las circunstancias de la muerte de estas personas que se pudieron conocer con detalle porque el repostero que les servía la comida se salvó y estuvo declarando posteriormente  en los juicios que se formaron para esclarecer las causas y consecuencias del suceso. 

Circunstancias que ya he narrado con detalle recientemente en este mismo blog y que podéis consultar aquí:http://juancejudo.blogspot.com.es/2017/08/70-aniversario-de-la-explosion-de-cadiz_33.html.


Después nos fuimos a la base de las murallas de Bahía Blanca. Murallas que salvaron en gran parte muchas vidas humanas de las personas que vivian en el casco histórico, pero que sirvieron también para multiplicar el desastre en quienes vivían en los lugares cercanos a la Explosión: Casa Cuna, Sanatorio, Tolosa Latour etc.. pues el efecto de la onda expansiva rebotó hacia atrás al chocar con la muralla y multiplicó su efecto destructivo.






Luego subimos hacia arriba donde los marineros que llegaron de San Fernando abrieron una aljibe, pudieron utilizar la motobomba y lanzar agua hacia un coche que estaba ardiendo cerca de un depósito de gasolina y también para refrescar el almacén número 2 que ya habían apagado con escombros Pery Junquera y los marineros que le acompañaban.


José Antonio dio todo tipo de explicaciones pormenorizadas 
(que yo no expongo aquí por no alargarme en exceso) sobre la llegada de los marineros y las actuaciones de Pery Junquera, heróicas, sin duda, como la de  los marineros que le  ayudaron y que  hace años fueron reconocidas nombrándoles hijos adoptivos de Cádiz.

Paramos también, ya casi en las puertas de las instalaciones para explicar cómo actuó el oficial de guardia Sr. Garófano cerrando las puertas, pues la gente que vivía cerca pretendía refugiarse dentro de las instalaciones donde estaba el peligro...

Terminamos la ruta en la calle Tolosa Latour donde cerca de 70 personas perdieron la vida. Entre ellas, algunos con varios miembros fallecidos, como las familias Deudero y Paredes.

Muy significativas aquellas palabras que el General Varela dijo al contemplar el llanto de una niña a la que le preguntó:  -¿Qué te pasa? y la niña le dijo: - Que mi hermana ha muerto. Y Varela, dirigiéndose más bien a la comitiva que le acompañaba, con el Ministro de Marina y el Capitán General del Departamento, dijo: -¡No se ha muerto, la han matado!

Una visita guiada la de este año mucho más participativa de público: calculé más de 300 personas, sin duda,  más novedosa, por los nuevos lugares visitados y muy necesarias para que los gaditanos mantengamos cada año viva la memoria de esta gran tragedia que ha marcado nuestra ciudad y nuestra historia reciente, pero a la que El Estado sigue teniendo una deuda pendiente con ella y sobre todo con las víctimas que no han recibido 70 años más tarde ninguna disculpa ni ninguna  justa compensación por todo lo que debieron pasar....

Algo verdaderamente incomprensible.


domingo, 20 de agosto de 2017

70 ANIVERSARIO DE LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ (1947-2017). REPORTAJE RADIOFÓNICO DE LA CADENA SER EN EL CASTILLO DE SANTA CATALINA (III). Juan Cejudo




REPORTAJE DE LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ EN LA CADENA SER DESDE EL CASTILLO DE SANTA CATALINA.

SERÁ DIFUNDIDO EL PRÓXIMO MARTES 22 DE AGOSTO  DE 12,30 A 14,00 HORAS.

Intervinieron en la mesa redonda: Fernando Santiago, autor del vídeo "1947. El cielo se puso rojo" (1.997), José Antonio Hidalgo, periodista, autor del interesante libro "Cádiz 1947. La Explosión" (1.997) y José Antonio Aparicio, autor de varios libros sobre la Explosión, investigador, y sin duda la persona que en los últimos tiempos más ha investigado sobre la Explosión de Cádiz y las víctimas.



 Su libro "El amanecer de un Cádiz desolado" (2.016) contiene las últimas investigaciones del autor sobre esta tragedia que debió ser evitada si no se hubieran almacenado las bombas en el centro de la ciudad de Cádiz, como recomendó en 1943 el auditor de la armada, el teniente coronel Manuel Bescós y al que no le hicieron caso .

Fue muy interesante la Mesa Redonda de estos tres entendidos sobre la Explosión. El Moderador, el periodista de la SER Julio Camacho les iba preguntando a cada uno sobre sus investigaciones en relación con la Explosión y cada uno de ellos fue contando su interesante experiencia.

José Antonio Aparicio, al final, insistió en que él había sido el último en llegar y que había empezado a raíz de las aportaciones de ellos dos. El fue siguiendo sobre todo el testimonio de las víctimas con las  que ellos habían contactado y fue encontrando nuevas víctimas y nuevos elementos- sin duda importantísimos- en la investigación, como ha quedado reflejado en su libro. Libro que he leído entero con interés, igual que años antes ví con emoción el vídeo de Fernando, que conservo y leí con interés el magnífico libro de José Antonio Hidalgo que también tengo.

Al terminar esta interesante mesa redonda entre expertos, el periodista despidió a Fernando y a José Antonio Hidalgo. Se quedó José Antonio Aparicio quien fue el encargado de presentar a los que a continuación íbamos a intervenir: las víctimas de aquella tragedia.

Intervinieron primero Mercedes Deudero y Pascual Pery Paredes, hijo de Pery Junquera. Los dos aportaron sus interesantes testimonios y vivencias, que el grupo que estábamos sentados escuchando, seguimos con gran interés.

Por último intervinimos Antonio Gozález Zamorano, hijo de la cocinera de la Casa Cuna que falleció y yo mismo. De Antonio me impresionó sobremanera que, al morir su madre y estar su padre detenido  durante 30 años en el penal de Burgos por pertenecer al partido comunista, se tuvo que criar sin padres, de colegio en colegio y lo pasó muy mal, hasta que pudo ir rehaciendo su vida como ajustador mecánico (la misma profesión que mi padre).



Yo conté mi experiencia de aquella noche, viendo aquel cielo rojo que jamás se me borrará de mi memoria, la casa a oscuras y llorando agarrado a los pantalones de mi abuelo porque mi madre había bajado a pedirle perejil a la vecina.

Me preguntaron cómo me fui informando de lo que había pasado y le dije que no lo sabía. Lo cierto es que mi hermana y yo nos tuvimos que ir haciendo a la idea de que habíamos perdido a nuestro padre, que no lo veríamos más y que nuestra vida cambió. Tuvimos que ir a vivir a San Roque con un hermano de mi madre, cura y allí pasamos nuestra infancia.
Aunque lo pasamos mal sobre todo al principio, la vida no nos fue  mal. Mi hermana y yo pudimos estudiar y salir adelante en la vida.
Mi padre. Fallecido con 36 años
Mi padre y yo, abril de 1947

Conté cómo había fallecido mi padre. Que no le tocaba aquella noche trabajar, pero, según mi madre, quiso estar con un amigo suyo. José Antonio Aparicio ha investigado que aquella noche hubo problemas con los turnos de guardia. Lo cierto es que aquella fatídica noche mi padre estaba allí, a escasos 20 metros de donde explotaron las bombas,mientras cenaba con su compañero el oficial Gómez Barahona quien murió al instante.
Gómez Barahona, oficial de la Armada, compañero de mi padre

 Mi padre y el repostero quedaron aprisionados debajo de la mesa donde cenaban sin poder mover los brazos. A mi padre le cayó una viga enorme sobre su cabeza y le hizo un boquete en la parte de atrás. Tardó unos diez minutos en morir. Le decía al repostero que intentara librarle al  menos un brazo, pero el repostero no podía y se fue desangrando.

Antes de morir le dijo al repostero que si salía vivo se acercara a su casa a decirle a su mujer que la quería mucho a ella y a sus hijos. Fueron sus últimas palabras. El repostero fue rescatado con vida,estuvo más de tres meses hospitalizado y al salir del hospital fue a cumplir el encargo. Guardo en mi memoria muy vagamente aquella visita de un hombre más bien bajo que alto y fue una visita muy rápida. Supongo el esfuerzo que tendría que hacer aquel hombre para cumplir el encargo de mi padre.

Al final me preguntaron si consideraba justo cómo había sucedido todo y lo dejé muy claro: esas bombas nunca debieron estar allí, en medio de la ciudad. Eran más de 2.000 bombas. Para colmo el Teniente coronel Manuel Bescós, como bien ha investigado Aparicio, que vino  en 1.943 a  auditar los polvorines y almacenamientos de bombas del departamento, hizo un informe donde claramente aconsejaba desalojar aquellas bombas de inmediato por el enorme peligro que tenían y que podría ocasionar una tragedia nacional, como así ocurrió 4 años más tarde.

Pero nadie se ha hecho responsable de aquella enorme irresponsabilidad  que se cobró 150 vidas humanas, más de 5000 heridos graves y muchos más leves y la pérdida de casa, muebles y enseres en toda la ciudad...

Ni la Marina, ni el Estado  ha asumido ninguna responsabilidad ni ha actuado en consecuencia indemnizando a  las víctimas. A las víctimas se les repartió el importe de unas colectas entre personas voluntarias que colaboraron, pero no fueron legalmente indemnizadas, ya que nadie había sumido la responsabilidad de aquella nefasta decisión.

Creo que aunque hayan pasado 70 años sería de justicia que el Estado asuma de una vez por todas aquella nefasta decisión e indemnice a las víctimas. Hay quien dice que ya se ha prescrito por los muchos años transcurridos. Habría que comprobar si eso es así. En todo caso, parece justo se debería compensar de alguna manera a la ciudad de Cádiz y a las víctimas.

Pienso que ceder al menos una parte de las instalaciones del actual Instituto Hidrográfico para que ahí vaya el Museo Permanente de le Explosión de Cádiz sería deseable. Y que el Estado colaborara con el Ayuntamiento en hacer un Monolito funerario digno, amplio, con buen diseño donde hoy está el actual, donde se puedan poner los nombres de todas las víctimas. Algo que tienen otras muchas localidades donde han existido tragedias mucho menores que la que sucedió en Cádiz.

Ha sido un muy buen reportaje de la Cadena SER de Cádiz a la que hay que felicitar por su iniciativa.

SELECCIÓN DE ARTÍCULOS INTERESANTES (SEMANA ANTERIOR AL 21 DE AGOSTO DE 2017) Juan Cejudo



Estimados compañeros y amigos: Os dejo aquí una selección de los artículos publicados esta última semana, que me parecieron más interesantes. 


Saludos cordiales: Juan Cejudo
--------------------------------

DECLARACIÓN DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN DE TEÓLOGAS Y TEÓLOGOS JUAN XXIII CON MOTIVO DE LOS ATENTADOS TERRORISTAS DE BARCELONA Y CAMBRILS

LOS MUSULMANES NO QUEREMOS VER MAS SANGRE DERRAMADA. José Manuel Vidal/Agencias

MONSEÑOR ROMERO EL ARZOBISPO QUE DESAFIÓ AL IMPERIO. Juan José Tamayo


LA TIERRA EN NÚMEROS ROJOS. EL SER HUMANO, SATÁN DE LA TIERRA. Leonardo Boff

ANDRÉS TORRES QUEIRUGA, TEÓLOGO: ¿QUÉ QUEREMOS DECIR CUANDO DECIMOS INFIERNO?


XAVIER PIKAZA: "HAY UN INMENSO POTENCIAL DE IGLESIA QUE ESTÁ EN LA PERIFERIA DE LOS EX"

LOS 15O MUERTOS OCULTOS DE LA ARMADA EN CÁDIZ. 70 AÑOS DESPUÉS, SIN RESPONSABLES. Gonzalo Araluce


JOSÉ I. GONZÁLEZ FAUS: "NO PODÉIS SERVIR A LA TERNURA Y AL DINERO"


LA BASÍLICA DE LA MACARENA, LUGAR DE MEMORIA DEMOCRÁTICA DE ANDALUCÍA. Antonio Moreno de la Fuente-CCP de Sevilla