miércoles, 15 de diciembre de 2010

UN AÑO MÁS, NAVIDAD. UN AÑO MÁS, EL MISTERIO. Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares

Un año más, la contemplación del Misterio en la imagen de ese Niño pequeño, nacido pobre, en un pesebre, porque “no tenían sitio en la posada”.

“Os ha nacido un Salvador” ( un Liberador, como diría Jon Sobrino). “Y aquí tenéis la señal: encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”.

Lo siento. No puedo pensar en regalos, compras, comidas copiosas, derroche, luces y todo lo que invita al Dios Consumo.

Mi mente se fija en ese Jesús Liberador, pobre como los más pobres, Dios encarnado. Es decir: un Jesús que nos desvela el rostro verdadero del Padre: su opción por los más pobres. Y desde ahí es Liberación (salvación) para todos, pero especialmente para ellos.

Jesús lo demostraría con innumerables gestos y hechos durante toda su vida.

En este tiempo que la tiranía de los grandes capitales ( eso que llaman “mercados”), hace estragos entre los mas pobres de los países desarrollados y por supuesto de los países más empobrecidos, Jesús, su mensaje de solidaridad, fraternidad ( todos somos hijos de un mismo Padre y por tanto hermanos), es todo un referente para la solución de los graves problemas que tiene la Humanidad.



Si actuáramos como Él, si pensáramos como Él, si tuviéramos los valores como Él, el grado de compromiso que Él…, todo sería distinto.





Unas estructuras económicas internacionales injustas, que provocan el ensanchamiento cada vez mayor entre países ricos y pobres, el hambre, las guerras, la exclusión social de mil maneras…, debieran ser transformadas, a tenor de la canción de Taizé: “Hoy comienza una nueva era, las lanzas se convierten en podaderas , de la espada hacen arados y los oprimidos son liberados”

Y somos nosotros, sus seguidores, sus discípulos hoy, quienes debemos trabajar a fondo, junto con otros muchos hombres y mujeres, creyentes o no, para que esto pueda ser realidad en nuestro mundo, tan lleno de dificultades que parecen insuperables.

Debemos estar ahí, apoyando todas las causas justas, que hay muchas y con las que podemos colaborar de muchas maneras, hasta que se llegue a esa transformación total que el Mundo necesita ( revolución, que dirán otros)…”Otro Mundo es posible, otra Iglesia también”.

Jesús vence al Mal con el bien. Triunfa sobre la Muerte. Las tinieblas no pueden con Él.

También nosotros, unidos unos con otros, podemos.

Con estos sentimientos os deseo una

FELIZ NAVIDAD Y UN FELIZ AÑO 2011

Cádiz, 15 de Diciembre de 2010

2 comentarios:

Jesús de Nazaret dijo...

me parece muy interesante todo lo comentado en este articulo y me gustaruia comentaros que la parroquia Jesús de Nazaret del puerto de santa maría a creado su blog, para difundir el mensaje del evangelio.
www.parroquiajesusdenazaret.blogspot.com.

Juan Cejudo dijo...

Enhorabuena, amigos por vuestro blog que ya difundiremos.

Un fuerte abrazo: Juan