miércoles, 13 de agosto de 2014

ÁFRICA, EL CONTINENTE OLVIDADO...HASTA QUE NOS "COMPLICA" LA VIDA. Juan Cejudo



De África nunca se habla. Es el continente olvidado. Hasta que empieza a complicarnos la vida a quienes vivimos en el llamado mundo desarrollado.

Estos días, se está hablando mucho del ébola. Una enfermedad que no es nueva porque haya contagiado a un misionero español o a algunos norteamericanos. El virus se detectó en 1.976 en la República Democrática del Congo (antiguo Zaire). Y se ha difundido por otros paises africanos en años posteriores: Gabón, Uganda, Guinea-Conakri, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y este mes de agosto, EEUU y España.

Pues es ahora, justo ahora,  cuando empieza a preocupar el tema. No antes. 

Estos días se están haciendo famosas las avalanchas de africanos que están llegando en bolsas neumáticas a España por centenares: Cerca de 800 en pocas horas y seguirán llegando aún más en próximas fechas. También son cientos los que intentan entrar- atravesando las vallas que matan-en Ceuta.

Y es que los pueblos africanos llevan muchos años sumidos en la desesperación por el hambre, las guerras, las enfermedades y la corrupción de sus políticos. EEUU y Europa se han olvidado de este continente. Sólo le interesa para esquilmar sus materias primas que necesitan para sus industrias, como el codiciado coltán. No les importa desencadenar guerras internas en esos paíss con tal de saciar su avaricia.

Todo lo demás de los africanos, les da igual.

Pero es ahora cuando se preocupan de lo que allí pasa. El virus del ébola ya empieza a complicarle la vida a EEUU y Europa. Curiosamente, ha  sido ahora cuando se ha hablado de un fármaco- aún en fase de investigación- que pueda curar esta enfermedad. Antes no. Los africanos, se pueden morir a cientos o a miles. Les da igual.

Es ahora cuando  preocupa esa inmigración masiva que traspasa sus fronteras. Esas fronteras que pretenden blindar con vallas que matan. Pero el hambre no entiende de impedimentos ni de vallas asesinas y los inmigrantes se nos cuelan a miles por todos lados. Ahora preocupa, más que nunca, la inmigración. Porque nos complica  a nosotros.

Es que colapsa nuestras instalaciones. No tenemos guardias civiles suficientes. Están desbordados todos los operativos que luchan para controlar que no nos lleguen los inmigrantes.

No podemos estar de acuerdo con un mundo que funcione así. Todos los seres humanos somos iguales y tenemos los mismos derechos: derecho a la salud,, al trabajo, a una vida digna....

Pero el sistema económico y político que impera en el Mundo está para los que más tienen. Es necesario una economía distinta, al servicio de todos y no de una minoría: capitales financieros y grupos de poder que buscan mantener sus privilegios, aunque sea a costa del sufrimiento y dolor de millones de personas. NO. Ese mundo es injusto.

Por eso hay que prestar una atención a África y a todos los países empobrecidos. Precisamente, ahora que este gobierno se ha cargado la ayuda a la cooperación internacional dejándola casi inexistente.

Y está claro que se debería controlar ese virus de ébola tan mortífero, allá en aquellos países, con medios suficientes, para que no se extienda a otros países, ni africanos ni europeos. ni americanos o asiáticos.

Para que no haya inmigración masiva hacia Europa, hay que desarrollar los países empobrecidos y dotarlos de medios y ayudas que necesitan. Cuando los países africanos se vayan desarrollando, no emigrarán a ninguna parte. Es éso lo que habría que hacer: gastarse el dinero en atenderlos y no que se nos van los millones y millones de euros en programas para armamento o para la conquista espacial. Cuando no somos capaces de conquistar el mundo en el que vivimos.

1 comentario:

María Esther Jaén Jaén dijo...

Es cierto África es un continente olvidado. La terrible enfermedad ébola, que están muriendo muchísimos africanos, se suma a esto la pobreza, falta de educación y formación, gobiernos corruptos Y dictadores, saqueando sus materias primas dándoselas al mejor postor.
Si todos fuésemos menos egoístas y más unidos. Si todos compartiéramos no lo que nos sobra sino lo que más puedan necesitar nuestros hermanos más pobres. Si todos compartiéramos nuestros conocimientos ayudando a salir de ese estado que por falta de oportunidad pudiesen tener acceso a trabajos dignos o son capaces de buscar o crear sus propios empleo. Que distinto sería el mundo. Tanta gente confundida que hasta mueren sin saber para qué fueron creados. Y se perdieron esa satisfacción de ayudar. Tanta gente aislada y vacía que podría llenar su vida sacando para la vida seres agradecidos. Ayudemos, Ayudemos siempre. Ayudando nos ayudaremos a ser mejores personas.