miércoles, 8 de enero de 2014

CABALGATAS DE REYES EN CÁDIZ Y REYES SOLIDARIOS. Juan Cejudo



Las fiestas de Reyes son entrañables para los niños y también para sus padres , abuelos y demás familiares.
Me gusta que en nuestra ciudad surgen distintas iniciativas para que ningún niño ese día se quede sin juguete.

Ha sido admirable la que ha promovido la compañera Charo- con apoyo de un buen grupo de compañeros y compañeras- y que culminó con la entrega de los juguetes para cerca de 90 niños en los locales de la A de Vecinos de El Pópulo.

También la que promovieron las amigas de la Asociación "Nuestro Barrio" del Cerro del Moro que estuvieron recogiendo juguetes nuevos y seminuevos para entregarlos a familias necesitadas. No sé cuántos niños se beneficiaron de esta campaña, pero seguro que fueron muchos.

Mis felicitaciones a estas personas que dedicaron gran parte de su tiempo para hacer felices el día de Reyes a muchos niños y a sus familias.

Sobre las cabalgatas de Reyes, quiero decir que está muy bien que las Asociaciones de Vecinos también organicen ese día sus cabalgatas para hacer felices a los niños de sus barrios y que les entreguen juguetes.

Lo que no me gusta nada es que se politicen y que los diferentes concejales de los partidos políticos ese día hagan de Reyes Magos.


Ya sé que los que sean políticos verán éso como algo normal. A mí no me lo parece. Creo que un acto en un barrio debe ser protagonizado por los vecinos del barrio y no traer personas políticas ese día para disfrazarse de reyes. Así ha pasado en Loreto donde ha actuado de rey Gaspar un concejal del P.P y en Puntales donde ha actuado otro del PSOE. No me gusta nada esta politización.

En los 8 años que estuve de directivo en la A de Vecinos de Loreto ( desde el año 1.977 a 1.985) nosotros siempre le dimos el protagonismo a los vecinos para que fueran ellos mismos los reyes del barrio. Siempre mantuvimos nuestra independencia de los políticos. Quizá, porque entonces no recibíamos subvenciones y podíamos sentirnos más libres en ese sentido.

Respecto a la cabalgata oficial, sólo decir que no me pareció nada acertado que dieran orden de no lanzar caramelos hasta que las carrozas no llegaran a Mac Donals. Porque al final, se lió la que se lió y la gente, indignada, tuvo que cortar la cabalgata exigiendo que lanzaran caramelos a los niños. 

Yo estuve allí con mi hija y mis nietas y pude ser testigo directo. No se puede repartir bolsas  a los niños, como se repartieron en la zona donde estábamos antes de llegar a la Plaza Ingeniero La Cierva, y dejar a los niños con la cara colgando, sin recoger un triste caramelo.

Al final, ante la exigencia de la gente que cortó la cabalgata, tuvieron que lanzar los caramelos ante los ojos de felicidad de mis nietas y de todos los demás niños y sus padres.


Espero que éso se corrija para el próximo año. Lo normal es que dsde que haya niños en las aceras con sus bolsas, se les empiece a echar caramelos.

Por lo demás, bien. Como todos han dicho, lo mejor, el grupo de ocas y los dos saltarines disfrazados de pájaros... y las bolsas de caramelos con la que disfrutaron mis nietas.


2 comentarios:

Jose Roman dijo...

¡¡¡ MUY BIEN ,JUAN !!
BUEN COMENTARIO SOBRE LAS FIESTAS DE LOS REYES MAGOS EN CÁDIZ . UN SALUDO

Juan Cejudo dijo...

Gracias, Pepe.

Un fuerte abrazo.