jueves, 3 de julio de 2014

GIL TAMAYO, PORTAVOZ DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA: "EL PAPA NOS HA DICHO QUE TENEMOS QUE DIALOGAR CON TODO EL MUNDO". Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares



Al leer esta frase que el Papa ha dicho a los obispos españoles, no he podido menos que pensar de inmediato: ¿También deben dialogar nuestros obispos con los grupos cristianos críticos? 
Pienso en los teólogos progresistas, la mayoría sancionados y represaliados por la Inquisición vaticana de los papas anteriores, ignorados y criticados por los obispos. 

Pienso en las comunidades cristianas de base, totalmente ignoradas por ser consideradas poco ortodoxas con las normas eclesiásticas. Pienso en el Movimiento por el Celibato Opcional ( colectivo en gran mayoría formado por curas casados, que representan un total del 25-30% del total de los curas de España), pienso en el movimiento de mujeres católicas progresistas- muchas de ellas teólogas- que los obispos silencian e ignoran... Pienso en parroquias populares "mal vistas" por los jerarcas....En religiosos y religiosas secularizadas

Pienso en los movimientos obreros cristianos, en grupos de religiosos y religiosas de tendencia renovadora...

Tantos y tantos grupos y colectivos cristianos ( perdonad porque se me habrán pasado muchos por nombrar) que hasta ahora parece que no cuentan para nuestros obispos....

Ahora el Papa Francisco les dice que tienen que dialogar con todo el mundo..., no sólo con los poderes del Estado y con las autoridades. No sólo con los grupos fieles a la jerarquía...

¿También deben dialogar con estos sectores críticos?
¿O preferirán hacerlo con todos menos con ellos?

Ahí dejo mi pregunta....

5 comentarios:

Don Julio dijo...

Con lo de hablar con todo el mundo,¿ha especificado el Papa o los obispos españoles quién es todo el mundo? Porque, según la impresión que me da, el Papa es proclive a hablar con todo el mundo situado fuera de la Iglesia para acercarse a éstos. ¿Pero contempla que se hable con moceop o las teólogas feministas? Tengo mis reservas, ya que aunque ha cambiado el acento con el que la Iglesia se dirige al mundo, la doctrina no se va a cambiar: misma moral, puertas cerradas a la mujer para ser ordenada... y con temas como el celibato y el tipo de comunidad y pastor que debería llevar implícita esa reforma no veo ni siquiera gestos (lo del avión ni lo tengo en cuenta, no dijo nada que no se sepa y que no hayan dicho anteriormente otros para luego no mover un dedo).

Juan Cejudo dijo...

Sí, parece más bien eso que dices. Prefiere dialogar con otras relñigiones, con heréticos incluso, antes que dialogar con los sectores progresistas o críticos dnetro del catolicismo?

Un poco contradictorio si es así ¿no crees?

Saludos

Salomé dijo...

Pues verdaderamente, yo creo que es él quien tiene que dialogar con nuestros representantes "que no nos representan", es el único que podría crearles un problema y hacer que se muevan de su "poltrona" para manifestar un mínimo interés por la problemática actual, y tener en cuenta el pensamiento de quienes queremos seguir el espíritu del Evangelio, tan alejado de sus ideologías. Pero no le veo mucho por la labor, y no son edades para pensárselo demasiado; no es cuestión de hablar en los medios porque eso es hablar "con todos" pero "con nadie", a ver si se anima a dar el paso que tantísimos/as estamos esperando, pero lo dudo... soy pesimista cuando se trata de personas de "cierta edad" en creer que pueden dar un buen giro.

Juan Cejudo dijo...

Salomé: yo también soy más bien pesimista. No creo que estén por la labor de querer dialogar con sectores católicos-muy amplios- de signo progresista.

Pero lo comento para que se vean las contradicciones entre el mensaje que les da el papa Francisco de dialogar "CON TODOS" y la respuesta que ellos seguramente tendrán que será la de seguir ignorándonos como si no existiésemos. Y preferirán dialogar con personas no católicas antes que con nosotros. ¡Absurdo!

Don Julio dijo...

Creo que fue J.J. Tamayo quien declaró que el Papa debía cambiar de amigos si quería reformar la Iglesia. Entre esos amigos estarían los sectores progresistas. El Papa ya puede decir misa, que los episcopados nacionales van a seguir inmovilistas, pues su formación y su posición es la que es. O se agita y se da voz a esos sectores o todo seguirá igual, y el efecto Francisco no será más que un lavado de cara o cambio de acento para que todo siga igual. A quienes veo en una encrucijada o contradicción es a los sectores progresistas. Cuestiones que deberían ser de sentido común, como limpiar un banco oscuro como el del Vaticano, lo venden como revolucionario. Que es un gran paso, por supuesto, pero que no nos vendan sus ilusiones. Se está en el momento idóneo para hacer ruido con sus reivindicaciones y los ves embelesados por unos bellos gestos. ¿No sería el momento para que el debate en la Iglesia fuera más sonoro que nunca? Según algunos de ellos no, que no es el momento, ¿pero cuándo ha sido el momento si la Iglesia lleva tiempo gravemente enferma?