sábado, 14 de julio de 2018

HE LEÍDO EL LIBRO SOBRE LOS CURAS OBREROS DE CÁDIZ: "BOTAS, CASCO Y MONO DE OBRERO SOBRE EL ALTAR. Los curas obreros y la lucha por la justicia social, 1966-1979" de Francisco Javier Torres Barranco. Juan Cejudo



Ya dije hace algunos días que había asistido a la presentación de este libro el pasado día 28 de Junio en la parroquia de San Lorenzo y dije todo lo que este libro significa para mí. Quien desee recordarlo, puede pulsar aquí: http://juancejudo.blogspot.com/2018/06/asisti-la-presentacion-del-libro-sobre.html.

El libro como dije, lo había leído en versión digital porque su autor me lo había enviado antes de ser presentado. Pero ahora, con el libro en las manos, he vuelto a leerlo más a conciencia.

Como hoy mismo le he escrito a su autor, confirmar que es un libro magnífico en todos los sentidos. Un libro, que es la tesis doctoral del autor y  que se merece las máximas calificaciones.

Se centra de modo muy especial en los curas obreros de la Diócesis de Cádiz y Ceuta. Un grupo de los más numerosos de España: 22 . Después del visto bueno que dio el Concilio Vaticano II, el obispo Añoveros lo impulsó en su diócesis, aunque ya contaba con el deseo anterior de  llevarlo a la práctica, por parte de un grupo de nosotros.

No voy a ser aquí un resumen del libro porque me llevaría mucho espacio y no me quiero alargar en  exceso. Pero sí quiero  dejar aquí los sentimientos y sensaciones más importantes que el libro me ha dejado.

- Me ha encantado porque analiza en  profundidad un asunto inédito hasta ahora: la vida de este grupo de curas que optamos en su día por la clase obrera, renunciando a la paga del estado, para querer compartir la suerte de quienes viven a expensas de su trabajo manual, rompiendo así ese status típico del cura como alguien que vive a expensas de la paga del Estado y realiza funciones tipicas en la parroquia de tipo religioso,  catequético y de funciones sacramentales o administrativas...

- El autor aporta abundantes testimonios de este grupo de curas gaditanos y también documentos importantes, que reflejan muy bien todo lo que vivieron y sufrieron, incluyendo las detenciones y represiones del régimen franquista.

- Me ha encantado de modo muy especial el capítulo sobre el obispo Añoveros, un verdadero obispo con "olor a oveja" como quiere Francisco, comprometido con los problema sociales de Cádiz: el problema de la vivienda, el chabolismo vertical, como le llamaba, el problema de la gente del campo, el problema de los hombres del mar, el apoyo al mundo obrero, a los movimientos obreros cristianos como JOC y HOAC, su compromiso social para denunciar las injusticias, su gesto profético de no querer aceptar unas importantes subvenciones para la Catedral cuando había en Cádiz tanto problema de vivienda etc...etc...

-Me encanta del libro, que el autor, no sólo cita al grupo de curas obreros de la diocesis de Cádiz, sino que también habla de otros curas obreros que son para nosotros referentes a nivel nacional: Julio  Pérez Pinillos, Diamantino, Quitián etc...

- Analiza muy bien todo el contexto socio-político y religioso del fenómeno de los curas obreros, desde sus orígenes en la Misión de Francia al impulso definitivo del Vaticano II, que dejó en manos de cada obispo su implantación en cada diócesis. Este análisis de todo el contexto ayuda mucho a situar esta experiencia concreta en la Diócesis gaditana.


- Hay mucho trabajo de investigación en fuentes , no sólo periodísticas de la época, sino también policiales y otras...

- Aparece muy bien reflejada la diversidad de posturas dentro de este grupo de 22.

-En lo que a mí respecta, ha reflejado muy bien todo lo que juntos hemos comentado en varias entrevistas personales y por correo. Y ha publicado no pocos de los materiales históricos que en su día le aporté. Mi costumbre de no tirar nada y de guardarlo todo ha servido de ayuda en esta ocasión.

- Decir también que la decisión de la UCA de publicar este libro en su nueva colección "El Faro de la memoria" es una magnífica contribución a recuperar esa memoria histórica en la historia de nuestra iglesia diocesana tan necesaria. 

Es lamentable que la propia Iglesia silencie esta parte muy importante de su misma historia y prefiera montar exposiciones y tinglados con imágenes de santos y procesiones....

- Decir por último (por no alargar mi comentario) que, de acuerdo con el autor, pienso que sería muy importante profundizar en el papel que jugó el obispo Añoveros en su compromiso social y en su denuncia evangélica de las injusticias. Añoveros: un verdadero obispo "con olor a oveja" como quiere Francisco. 

Y también los curas obreros, una referencia, igualmente necesaria para los curas de hoy, pues parece que la gran mayoría  de ellos, incluso los jovencitos, están más preocupados de realizar funciones sacramentales o de otro tipo, antes que  compartir la vida de quienes cada día tienen que ir trabajar con sus propias manos para ganarse la vida. También compartiendo a veces la angustia de no tener trabajo...Curas obreros, hoy como ayer, muy necesarios.

2 comentarios:

Juan Hernández Jover dijo...

Pues sí,yo también conocí a un estupendo cura obrero en Palma de Mallorca.Y nos hicimos amigos,y como amigos,tuvimos nuestras disputas y diferentes puntos de vista.Incluso estuve un tiempo sis asistir a las eucaristías.Eso sí,cada 1º de Mayo nos encontrábamos en la manifestación y charlábamos un buen rato sobre la vida cotidiana.Era hermano del fundador de los Cursillos de Cristiandad,Eduardo Bonnin,pero a el le llamaban Ferrán (Fernando).En los últimos años que coincidimos en la UOM (Universidad Abierta para Mayores )llegué a ser un poco su asistente para que entendiese un poco más su P.C.En sus funerales,el obispo no estuvo a su altura en la homilía sobre Fernando Bonnín,pues fueron personas de todas las clases sociales.El verdadero panegírico lo hizo el que había sido ayudante en su parroquia de Virgen de Lluch,Jaime Santandreu(el cura de los pobres,como le llaman aquí).No me quiero extender más y así lo dejo.

Juan Cejudo dijo...

Gracias, amigo Juan, por tu aportación. Un abrazo