domingo, 8 de julio de 2018

LA OBSESIÓN POR EL SEXO Y LOS HOMOSEXUALES DEL OBISPO DE ALCALÁ REIG PLÁ. Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares


El obispo de Alcalá, Reig Plá, famoso ya por sus ex abruptas intervenciones en materia sexual, vuelve de nuevo a la carga. Justo en estos días que se celebra en España el día del orgullo gay, nos vuelve a sorprender a todos anunciando un servicio puesto en marcha por su diócesis:

'Sexólicos Anónimos', un "nuevo servicio  para ayudar a personas con adicción al sexo", con el objetivo de "liberarse de la lujuria y alcanzar la sobriedad sexual".

Y fijaros lo que quiere "curar" con su iniciativa:

"el uso descontrolado u obsesivo de la pornografía, la masturbación, la promiscuidad, el romanticismo, la prostitución, las fantasías o las relaciones de pareja".  Un "totum revolutum", todo metido en un cajón de sastre, para sanar de la lujuria y del sexo y devolver a los "enfermos" "el sano juicio"....¡Qué barbaridad!

No es ésta la primera iniciativa que toma el ya famoso obispo.  Ya había publicado en su día la
'Guía para curar la homosexualidad'.

Y   el Viernes Santo, en una homilía televisada por la  2,  arremetió muy duramente contra los homosexuales de quienes dijo, entre otras cosas terribles, que los homosexuales "encontraban el infierno"...¡Ahí es nada!...

Ufff.. qué lejos este estilo y estas palabras de aquellas  otras  de Francisco quien dijo ¿Quien soy yo para juzgar y condenar a los homosexuales? y   a Juan Carlos Cruz, homosexual, denunciante de los abusos sexuales del sacerdote Karadima, le dijo  : ‘Mira Juan Carlos, el Papa te ama de esta forma. Dios te hizo así y te ama”.

El Papa Francisco dijo que la Iglesia Católica debería disculparse con las personas gays por la forma en que las ha tratado.

Creo que la Iglesia no sólo debe pedir disculpas... a una persona homosexual que ofendió, sino que hay que pedir perdón a los pobres, a las mujeres que han sido explotadas, a los niños obligados a trabajar, pedir perdón por haber bendecido tantas armas" y por no haber acompañado a las familias que se enfrentaron a divorcios o experimentan otros problemas, dijo.

Está claro que Reig Plá no reacciona como el Papa aconseja. Él, como otros muchos obispos, van por su cuenta. Debería él y quienes se le oponen, caminar unidos al que hoy está al frente de la Iglesia en vez  de combatirlo y predicar todo lo contrario de lo que él enseña.

Esas actitudes condenatorias hacia los homosexuales tampoco tienen nada que ver con las actitudes de Jesús que, cuando todos querían apedrear a una prostituta, supo disculparla diciendo: "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra".

No hay comentarios: